Los caminos de la vida

“Recuerdo a un Diego de los años 60 en el sur de Chile, Purranque organizando a los compañeros del partido o de la izquierda. Fue un verano distinto en el sur de Chile.” — María Delfina


Richmond, 2009.

El año 1964 había sido un muy duro, estaba cursando el tercer año en el Pedagógico de la Universidad de Chile. Durante el período eleccionario habíamos estado trabajando para la campaña presidencial los fines de semanas salíamos en caravanas a las distintas poblaciones de Santiago y pueblos aledaños a hacer puerta a puerta para Salvador Allende.

Ese año también cumplí mis 21 y pasé a ser mayor de edad, al día siguiente me inscribí en los registros electorales. El 4 de Septiembre experimentamos una gran frustración, la Patria Joven y la derecha nos habían derrotado. El seis de ese mes nos fuimos a Pichidangui a pasar el sabor amargo, teníamos seis años por delante y sabíamos que la próxima vez estaríamos más cerca. Una semana de descanso y volver a los libros, los exámenes se nos venían encima y no podíamos darnos el lujo de dejar un ramo pendiente.

En Enero del 1965 un grupo de amigos salimos de Santiago con destino al Norte con una mochila en la espalda, estábamos en vacaciones y mochilear era algo que había estado planeando los últimos meses del año. Allí conocí al Chico Edison (Edy), era ya algo mayor que yo, se dedicaba a decoración de interiores, era medio artista, pero no tenía una carrera definida, ideológicamente jugábamos por el mismo equipo y pateábamos con el mismo pie. En el viaje congeniamos, estuvimos en Caldera en la casa de un compañero de la Universidad, de allí llegamos a Antofagasta donde alojamos en una escuela, mas allá estuvo Iquique y Arica. Ahí conocimos un obrero que nos llevo a su casa donde pernoctamos una semana. La casa tenía el techo abierto, total como la lluvia nunca cae en esos lugares no importaba, cuando a fines de Enero volvimos a Santiago decidimos partir al Sur, nuestra meta era Puerto Montt. Yo había estado por esos lugares durante la gira de estudios que hicimos en el Barros Borgoño en Enero de 1960, habíamos llegado hasta Bariloche en la Provincia de Río Negro en la Argentina.

Cuando salíamos de Arica camino a Santiago conocimos un alemán, Ditmar, que andaba viajando a dedo y que venía de los EEUU; se vino con nosotros y los tres salimos los primeros días de Febrero con destino al Sur. La gente de pueblo en Chile es muy acogedora, he podido apreciar también lo mismo en Bolivia y en México. En nuestro viaje al Sur habíamos parado en la ciudad de Temuco, en un almacén cerca de la estación pregunté por Gastón Barril. La abuela de mi padre fue una señora española de apellido Soriano, provenía del sur de España, se caso con un español de apellido Barril con el cual tuvo seis hijos, quedo viuda y se caso en segundas nupcias con un vasco de apellido Barahona, este había llegado a Chile con un hermano. Con él tuvo cinco hijos, el menor de ellos mi abuelo Diego. A Gastón, primo hermano de mi viejo. Lo conocía de nombre, el viejo había estado viviendo en Temuco cuando joven y la familia provenía de la zona. Me dieron las señas de la casa y ahí llegue preguntando por Gastón Barril. Me atendió su esposa y al rato llego el dueño de casa, tenía la misma fisonomía de mi padre, cuando supo quien era se abrió la conversación y se alegro de conocer a un hijo del Flaco, allí alojamos alrededor de cuatro días antes de continuar con el viaje, la generosidad reina en el alma del pueblo chileno y eso es probablemente lo que más extraño.

En el transcurso del viaje empecé a tener problema con Ditmar, este había estudiado agronomía en una universidad gringa y provenía de Alemania Occidental, reaccionario como el solo y furibundo capitalista. De Temuco viajamos a Villarrica y de allí a Valdivia, fue en esta que el alemán desapareció un día pues siguió viaje con unos compatriotas que alojaban al igual que nosotros en el liceo Alemán de esa ciudad, nunca más supe de él. En el viaje Edy me conto que tenía un hijo desconocido por esos lugares, en Purranque, Osorno, que había nacido de un romance. Suponía que la muchacha lugareña había vuelto a Osorno y que no había vuelto a verla. Aquí es cuando nace y empieza a madurar la idea de pasar por Purranque. De Valdivia pasamos a Osorno y en el camino hacia Puerto Montt nos encontramos con que el primer pueblo era justamente Purranque, la carretera pasaba por la afueras del pueblo así es que caminando unas cuadras al interior llegamos a la Plaza de Armas, nos encontramos con tres adolescentes sentadas en un banco, nos acercamos a conversar. Eran tres hermanas, Oriana, María Delfina y Helena Alvarado, hijas de un profesor de la zona y vivian frente a la plaza. Les pregunte si conocían a alguien de por ahí que estuviera en la universidad, en particular alguien de la Universidad de Chile, y nos contaron que había una muchacha, me parece que de Economía, que vivía en la casa del jefe de la estación donde trabajaba su padre, su nombre Cecilia Jarpa. Nos despedimos y seguimos caminando hasta la estación del tren y golpeamos en dicha residencia, tuvimos la suerte que Cecilia nos abriera, nos presentamos y nos hizo pasar a su casa, al poco rato ya teníamos amigos comunes y la confianza entro en nuestra conversación, por supuesto nos ofreció alojamiento.

II
Nos establecimos en Purranque donde ya teníamos posada y al día siguiente nos dirigimos a la iglesia, pedimos los libros de bautismo y empezamos a buscar; lo primero era saber que apellidos tenía la guagua, Edy conocía el apellido de la madre, le sugerí que buscara por el apellido de él y la mama, Teníamos una fecha con un mes de error, no tardamos ni cinco minutos para encontrar una niña con esos dos apellidos y con el nombre de su madre; el lugar era un caserío hacia la costa, así es que nos proyectamos para viajar al día siguiente. Mientras tanto entramos en confianza con las niñas Alvarado y nos contaron que cuando aparecimos por la plaza pensaron que éramos unos democristianos pasando por el lugar, craso error, me llamo la atención que en el lugar no había señal de las elecciones que se aproximaban y además que el partido, en ese momento formaba parte del FRAP no llevaba candidato y que apoyaba a los candidatos del PS, ¡eran otros tiempos!

Al día siguiente tomamos un bus que se dirigía hacia la costa y llegamos al lugar ya al atardecer, los campos estaban sembrados de trigo y caminamos varias cuadras. Ya nos habíamos enterado donde vivía la familia que andábamos buscando, la noche cayó cuando cruzábamos una casa donde funcionaba la escuelita rural del sector, no presentamos con el matrimonio de profesores y después de un rato le pedimos posada para pasar la noche; la recibimos pero solo nos mostraron la sala de clases llena de polvo y con los escritorios uno sobre otro, era época de vacaciones de verano, no habíamos llevado nada más que lo puesto y no nos ofrecieron ni una frazada. Nos acostamos sobre los escritorios usando unos libros como almohadas y tratar de dormir en esa noche fría y lluviosa, nos tapamos con periódicos viejos. Nunca en mi vida he pasado una noche tan perra y he pasado tanto frio se sentían las carreras de ratones entre medio de los bancos y la ventolera se colaba por todas partes. En la mañana nos ofrecieron una taza de café y se lamentaron de no habernos prestado unas frazadas para paliar el frio, dejamos la escuelita y seguimos por el camino.

La casa que buscábamos se encontraba como a un kilómetro de distancia por el camino principal. Frente a las casas de los campesinos se encontraban los tarros llenos de leche esperando ser recogidos por las empresas del lugar para ser procesados y distribuidos. Ya se sabía de nuestra presencia cuando llegamos a la casa, una choza como la de todos los campesinos sin las mínimas condiciones higiénicas. No tuvimos que esperar ni tampoco preguntar por nadie, la noticia de nuestra llegada ya había recorrido el poblado, una señora nos dijo que esperábamos y al cabo de unos minutos salió una niñita de unos dos años con su vestido dominguero y sus manitas atrás y con la mirada baja como con vergüenza, yo pensaba que estaba ante el deporte favorito de los chilenos y que aún subsiste con mayor ímpetu, el crear hijos y mirar para otro lado, en el chile de hoy conozco varios casos, algunos demasiado cercanos, donde el tener hijos y no reconocerlos o arrancar lejos es algo que se puede lucir como condecoración sin importar las consecuencias que el tiempo acarreará. La chica se acerco a Edy y estuvieron un rato juntos, yo desde el lado mirando. Hoy en día, 45 años más tarde, me pregunto que si sabíamos ya la edad de la bebita no nos hubiera costado mucho el haber comprado una muñeca o un paquete de chocolates y habérselo llevado, llegamos con las manos vacías, nos fuimos con las manos vacías. La verdad en que solo el pensar el destino de la mocosita me deprimía, hoy día es probablemente una abuela joven y avejentada, sin embargo su figura aun está grabada en mi mente como una fotografía. Con Edison no volvimos a tocar el tema.

III
Volvimos a Purranque haciendo dedo y durante el camino decidí quedarme allí y trabajar para la campaña que se avecinaba, el viaje a Puerto Montt se haría cualquier otro día. Sin dificultad contactamos a los dirigentes lugareños, nos dieron una pieza a la calle de una casa, totalmente independiente, y allí nos ubicamos por el resto del mes. Nos pusimos a pegar la propaganda, y por mi parte me puse en contacto con un campesino dirigente del partido de quien aprendí y pude conocer la vida en esos lugares apartados, la reforma agraria y educacional de Frei aun no comenzaba y se acercaba el día de las elecciones aquellas donde los partidos Conservador y Liberal murieron dando paso a la nueva derecha de chile, formada en adelante por el Partido Nacional y la Democracia Cristiana, quienes nos llevarían al rompimiento del sistema y a los años más negros de la dictadura.

La amistad con nuestras nuevas amigas fue madurando. Recuerdo a Elena comiendo unas manzanas verdes arriba de un árbol que se encontraba al lado izquierdo del corredor de la casa. Me invito a comer una, por más empeño que le hice no pude pasar mas allá de la primera mordida y hasta el día de hoy no entiendo como Helena las encontraba sabrosas. Y así llego el fin de Febrero, tenía que volver a Santiago a cursar mi cuarto y penúltimo año en el Pedagógico, alrededor el 1 de Marzo emprendí la vuelta a casa, Edy se quedo en Purranque.

Durante la primera jornada llegué por la altura de Curicó y la noche me alcanzó parado en un puesto de buses sobre la carretera panamericana, sin esperanza de encontrar alojamiento me acosté en la banca y trate de dormir. Unas voces me alertaron, era un grupo de Demócratas Cristianos pegando propaganda, nos pusimos a conversar y el mayor de ellos me llevó a su casa dentro del pueblo y me dio alojamiento. Al día siguiente, con desayuno en el estomago, una camioneta me recogió y me dejó en la esquina del matadero, tres cuadras más abajo estaba mi casita de población, mis padres y hermanos y la vuelta a la rutina, continuar con los estudios y empezar a pavimentar el camino para las próximas elecciones que aun se veían muy lejanas en el horizonte.

IV
Las elecciones llegaron con una gran victoria para la DC y el año siguió su curso y para Diciembre con un ex compañero de liceo y compañero del Pedagógico, Jaime, emprendimos el 1 de Enero un viaje al Norte. Nuestra primera parada fue la salitrera de María Elena, allí vivía un colega que trabajo con nosotros ese año en un liceo vespertino que funcionaba en el Colegio El Buen Pastor en Macul, estuvimos como cuatro días y seguimos viaje a Antofagasta, Iquique y Arica, otra vez una compañera del mismo colegio nos dio alojamiento.

En Arica nos dieron pasaje gratis en el Ferrocarril y sacamos pasaportes, desde allí un viaje increíble, Arica La Paz, pasando por General Lagos, Visviri para llegar a la Paz al atardecer. En la travesía conocimos un par de señoras, ellas habían estado en Arica para comprar algunas cosas y llevaban unas maletas que pesaban mucho, en la frontera les llevamos las maletas como un acto de caballerosidad y de repente me di cuenta que estaba jadeando, casi en el mismo momento vi que la altura del lugar era de 5400 metros de altura, lo cual me hizo entender las razones del cansancio. Al llegar a La Paz las profesoras que eran dos hermanas, nos llevaron a su casa; dormimos un par de noche en el suelo y luego nos dieron alojamiento y comida gratis en la Universidad Mayor de San Andrés.

Una semana más tarde, los hijos de la profesora nos consiguieron que nos llevaran unos camiones a Cochabamba, allí la Universidad Mayor de San Simón nos dio alojamiento y comida, después la misma policía de caminos nos ayudó a que nos embarcáramos en camiones de carga para Santa Cruz de la Sierra, en plena selva, nos alojamos en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, pero los mosquitos no nos dejaban dormir, sin embargo teníamos la dirección de la mamá de las profesoras de La Paz quien nos dieron alojamiento por el tiempo que permanecimos. Santa Cruz era una región tropical y a la entrada de la ciudad había un letrero que decía: “Fuera los coyas de Santa Cruz”. Los Coya son los nativos del altiplano, Santa Cruz ciudad blanca y racista conocida hoy día por la oposición al Presidente Evo Morales y por las masacres del año pasado(2008). En aquellos años no había ni una sola pavimentada en la ciudad y por lo mismo era un lugar de indescriptible belleza y herencia arquitectónica hispánica.

Cuando el tiempo llegó, nos embarcamos en un tren que va por la selva bordeando la frontera del Paraguay y llegamos a Tarija en la frontera de Bolivia y la Argentina, de allí a Salta capital de la provincia, aquí conseguimos alojamiento en la cárcel de la ciudad, entrabamos y salíamos como Pedro por su casa y hasta comida de los presos nos ofrecieron, pero la verdad nunca intentamos tomarlas, no se veía nada de agradable. La policía de caminos nos dio una mano para seguir viaje, con ellos aprendí a tomar el mate con leche, y creo que esa fue la penúltima vez que saboree el mate. Pasamos por Tucumán, Santiago del Estero y caímos en Córdoba, ciudad preciosa y colonial. Allí había una industria automotriz muy grande, la Káiser, dormíamos en los baños y comíamos donde se podía, tarde mal y nunca.

Próxima parada hacia Mendoza, llegamos en la mañana y ya se olía Chile al otro lado, llevábamos dos meses viajando y estábamos a fines de Febrero. Eran como las nueve de la mañana y empezamos a cruzar Mendoza caminando, recuerdo haber pasado por la estación de trenes y haber tomado un descanso, seguimos caminando hacia la cordillera y ningún camión o auto nos levanto. Llegó la noche y seguimos caminando, como a las dos de la mañana nos acostamos a dormir en los bordes de un puente, ya no podíamos mas del cansancio, apenas empezó a clarear seguimos rumbo cuando por fin un camión paró y nos llevo a Uspallata. Nos quedamos todo el día recuperando fuerzas y con la policía fronteriza me tomé el último mate de mi vida. Al día siguiente nos embarcaron para Chile, estuvimos en el Puente del Inca donde se observa cómo funciona el límite natural del cambio de las aguas en la frontera, de allí a las Cuevas. Por allá por el año 1948 mi padre tenía dos primos, uno era jefe de estación en Portillo, los llamábamos por el apellido, Los Letelier, donde pasamos unas semanas de vacaciones de verano, vacaciones con mucho frio para ser Enero; un día me llevó a Las Cuevas y pasamos por el túnel que separa los dos países, recuerdo que un hombre de esos lugares se acerco a mi viejo y le dijo: “Che, y estos pibes de donde vienen”, estábamos sobre la vía del tren al otro lado del túnel. De allí a Portillo, estaba igualito a como lo recordaba con su hotel amarillo, recuerdo que había un túnel que iba de la estación al hotel y que recorrí varias veces con mi padre, con mi hermano menor jugábamos en la tornamesa que invertía las maquinas de los trenes. Los Carabineros nos embarcaron en los taxis que iban de Santiago a Mendoza, Cata creo se llamaban y como a las seis de la tarde de un 2 de Marzo volvía a casa más flaco y con ganas de emprender mi último año en el Pedagógico.

V
Terminé los estudios en Diciembre de 1966, y en Enero de 1967 emprendí lo que sería mi último viaje como mochilero en dirección al Sur y lo que a la larga seria también mi última visita a esas tierras. Estuvimos en Temuco visitando al tío Gastón que me había recibido dos años antes, ahora vivía en Padre Las Casas, al otro lado del rio Cautín, su situación económica se había deteriorado pero su generosidad permanecía sin cambios, estuvimos en Huiscapi, donde nuestra vecina estaba asentada en ese lugar por el periodo de vacaciones y nos recibió en su casa. Huiscapi según los habitantes de aquella época era tierra de Nazis escapados después de la guerra, de allí en tren a Villarrica. Volvimos después a la Panamericana.

Allí nos embarcamos de “pavo” en un tren de carga con destino a Valdivia, en el camino el tren dejó el carro botado en una estación pequeña, seguimos viaje con otro crucero hasta que arribamos a Valdivia donde estuvimos alrededor de una semana para luego embarcarnos con destino a Osorno, conseguimos que un conductor de un tren de carga nos diera un aventón. Ese fue el viaje más maravilloso que he hecho en tren y el penúltimo de mi vida. El tren salió con destino a la región de los lagos y en la mañana nos encontramos en Riñihue lago de triste memoria para el gran terremoto que nos azoto por allá por los sesenta. Parte del viaje lo hice en la máquina de carbón, el infierno que salía de la caldera era impresionante, pero aun más bonito es el paisaje que aquí en el norte llaman Rain Forest, fue el primer pueblo donde vi una gran presencia del pueblo nativo Mapuche. Al llegar a Osorno nos enteramos por los periódicos de la tarde del suicidio de Violeta a quien yo escuchaba desde pequeño cuando tenía un programa en Radio, mi viejo siempre fue un admirador de la música vernácula y él me inicio en la música folklórica. Su música fue nuestra compañera en todos esos años universitarios, años de rebeldía, canciones como “La Carta”, “Que Dirá el Santo Padre” y “Al Centro de la Injusticia” eran coreadas junto con las de la guerra Civil Española en todas nuestras reuniones y manifestaciones públicas. La noticia nos dejo una sensación de amargura.

De Osorno la próxima parada era por supuesto el recordado Purranque donde encontré a María Delfina y Helena, Oriana no se encontraba en el pueblo. El profesor Alvarado había fallecido hacia poco tiempo y la mamá de mis amigas estaba pasando por un mal momento, traspasaba su nerviosismo y se podía percibir su estrés. El viejo camarada del partido también estaba en una situación económica que se veía desesperada, me recibió en su casa donde alojé por un día y viendo las condiciones en que estaba no podía dejar de pensar en el poema de Fernando alegría “Y llamarle casa”. Su hogar era de un solo cuarto de tierra, todo estaba junto, cocina, comedor, dormitorio, fuera de la casa una letrina, el lugar plagado de moscas. Esa noche abrigado en mi saco me dormí en el suelo. La solidaridad nunca lo abandonó, la revolución en libertad no había llegado tan lejos y parece que nunca lo hizo. Con la dictadura las cosas empeoraron. Nunca más supe de él.

Estuvé en Puerto Varas donde me reuní con Delfina, paseamos por la ciudad cerca de Angelmó, había sido un día muy lluvioso y recuerdo que andaba con mucho frio. Cuando llegué a Puerto Montt tenia la dirección de un profesor de matemáticas, lo había conocido cuando estaba en el último año de la enseñanza media, vivía en Macul con Providencia, a unas cuadras del Pedagógico, mi padre me pagó clases particulares para darme un pequeño empujón en mi preparación para el Bachillerato que se avecinaba. Su departamento en Puerto Montt tenía una curiosidad que siempre me llamo la atención, su baño estaba alfombrado. Nos recibió en su casa con un poco de desconfianza, pero allí estuvimos algunos días antes de emprender el camino a Castro en la Isla de Chiloé. Aquella fue la última vez que tuve contacto con mis amigas del sur, tendría que pasar 42 años para poder revertirlo. En Castro al llegar nos dieron alojamiento en algo que había sido un galpón para productos agrícolas y en el cual funcionaba un taller de billares. Localicé a una profesora primaria quien había estado en mi casa por allá por los 50’s. Era hermana de un amigo de mi padre, el señor Alvarado quien fue mi padrino de confirmación, cuando aún era Católico por la influencia de mi madre. Ella había asistido al matrimonio de su hermano, pocos años después apareció el señor Alvarado muerto en una calle cerca del liceo, lo habían asesinado y nunca se supo quien había sido. Fue una desgracia que gravito en nuestra casa ó por algún tiempo.

De vuelta a fines de Febrero lo hicimos con apuro, llegaba marzo y había decidido no seguir en mi Liceo, Manuel Barros Borgoño, lugar en el que había sido profesor los dos últimos años. Había estado 11 años como alumno y dos como profesor, el año que se había ido había conocido una apoderada, hermana de uno mis alumnos de segundo año, hoy octavo básico, se llamaba Doris. Cuando llegué a casa tenía una barba un poco crecida, recuerdo que cuando golpeé la puerta mi madre abrió y me miro, me iba a decir que no tenia comida para darme, cuando de dije “Hola Mamá”, recién se dio cuenta que era su hijo, pensó que era un pordiosero pues había bajado unos pocos kilos tras dos meses de vagabundeo.

El 8 de Marzo, acompañado de mi madre, fui al Pedagógico a recibir mi título de Profesor de Estado en Matemáticas, al bajar del estrado me entrevistó un reportero de una radio y entre las preguntas que me hizo fue de si me iba a casar pronto, la respuesta fue que el matrimonio no estaba en mi mente. Por esos días ya había conseguido unas horas en otro liceo Fiscal por Carrascal, el liceo de Hombres No 9. Tenía ya en mente volver a trabajar al Sur, aunque no estaba claro donde, pero mi brújula apuntaba Valdivia, Osorno o Puerto Montt. Conseguí unas horas en un colegio particular y empecé también a enseñar en una escuela dependiente de la Facultad de Economía de la U de Chile.

Por el 15 fui al Ministerio de Educación a postular a una jornada completa en alguna Escuela Secundaria. En aquellos años para tener una jornada completa en Santiago había que haber estado tres años en provincia. Postulé para Osorno donde habían dos posiciones en dos liceos, estaba empezando a forjar mi destino. Todo cambio de repente. Los primeros días de Abril recién pasadas otras elecciones, tuve una entrevista en la Universidad Técnica del Estado y el 17 de Abril me incorporaba como docente con 17 horas. A medio año me hablaron de la posibilidad de mas horas y como aquí no existía la relación de tres años en provincia y uno estaba adentro, y además que me había encontrado con Doris, volví al ministerio a renunciar a esa postulación, en Febrero estaba casado y en Marzo tenía una posición de tiempo completo en la Universidad, de allí el remolino me envolvió y me encuentro ahora, 42 años más tarde, con dos hijos y una nieta viviendo rodeado de frio y con una carta que me trae estos viejos recuerdos.

Recuerdo que cuando volví a Santiago le escribí a María Delfina y le dije que a pesar que el tiempo y la distancia empequeñecen las cosas, ella podía estar segura que yo las recordaría como si este no hubiera pasado y como si fuéramos vecinos, palabas más, palabras menos.

Con respecto a Edison, lo vi una vez más en Santiago después de nuestro primer viaje, y en otra oportunidad, ya casado, se bajó de un bus y se acerco a saludarme conoció a mi compañera y luego se perdió entre la bruma de los años. Supe el otro día, a través de María Delfina, que había muerto empujado por la pena después de la muerte de su hijo. Por mi parte quiero recordar lo que me dijo aquel día de Febrero de 1965 cuando nos subimos al camión que nos llevaría al Sur, cuando me despedía de mis padres me dijo que a él no le gustaban las despedida porque eran tristes, por lo que no me despediré de mi viejo amigo, él solo morirá para mí cuando yo me olvide de él o cuando yo ya no este.

Surrey, British Columbia, Canadá
Diciembre 2009
debp[arroba]elinconforme.com

Las elecciones y el balotaje


Santiago, 2007.

En las ciencias exactas como las matemáticas, existen teoremas, proposiciones y conjeturas, las cuales son siempre validas salvo que se encuentre un solo contraejemplo. Por el contrario, en las ciencias sociales como la economía y ciencias políticas no existen leyes, solo puntos de vista, los cuales pueden ser tan dispares como el enfoque que le daría un marxista y de un neoliberal.

Con respecto a las elecciones recién pasadas y al balotaje que se avecina, quisiera expresar mi punto de vista. Es una visión imparcial; nunca he sido concertacionista, es más me he opuesto a su modo de actuar desde el primer momento cuando hicieron los acuerdos con el sátrapa acerca de los cambios a la constitución; jamás he usufructuado de un puesto político y ni siquiera voto y no lo haré en tanto el binomial esté presente (a lo mejor eso de ser imparcial es solo una buena intención). Más aun, no creo que con la llegada de los tres parlamentarios comunistas se le haya torcido la mano al binomial, solo se le torció la mano a la DC que siempre se opuso a este tipo de pacto.

En las elecciones recién pasadas tenemos — en primer lugar, el porcentaje de la derecha, 44 por ciento en el voto a Piñera, 43 por ciento en el voto a la Alianza, es decir, con un uno por ciento de diferencia — los que votaron por Piñera lo hicieron también por su coalición, era de esperar, la derecha dura pinochetista, la misma del Si, la que añora los tiempos dictatoriales y el lumpen que cree que los ricos le van a dar las oportunidades que esperan desde los días de la alegría que venía.

Frei por el contrario, recibió 29 por ciento de votos, pero la concertación obtuvo un nada despreciable 44 por ciento en los cuales están incluidos los votos de la izquierda, el PC y la Izquierda Cristiana, aquí obviamente el problema fue el candidato. La derecha lo acusa de poco carismático, lo cual me hace recordar a Jorge Alessandri quien fue un político sin ningún carisma, aburrido, solterón y último presidente derechista del país. El pecado capital de Frei fue el traer de vuelta a Pinochet y su política con respecto a los derechos humanos y entreguista de los recursos naturales, y lo bueno que pudo haber hecho como la reforma judicial pasó a segundo plano.

Al otro lado tenemos a la izquierda que apoyo a Arrate, los votos para el congreso fueron en su gran mayoría a la de la Concertación y para el candidato tenemos un 6 porciento. Estos votos se traspasan ahora hacia Frei con el acuerdo alcanzado hace pocas horas. Con respecto al acuerdo, me parece más de lo mismo. Eso de la “voluntad política” (hay que ver como me deprimió su lectura) para hacer los cambios necesarios lo encuentro demasiado similar con la actitud de Alwyn de “justicia en la medida de lo posible”, esto es, una salida caballerosa gatopardista.

Cuando en las elecciones de M. Bachelet el PC comprometió a la presidenta que haría todo lo posible para el cambio del binomial, todos sabíamos que era solo paja molida. En efecto, doña Michelle no tuvo ni siquiera el coraje de colocar una cuarta urna no vinculante en estas elecciones, como lo propuso Arrate, quizás asustada con los acontecimientos de Honduras. Así es que a tomar asiento a esperar algún cambio en el país en los próximos cuatro años. Lo más probable será una manita de gato a la trasparencia, al coimeo, la salida en un futuro cercano de Escalona y a seguir con el engaño, a apitutar a las esposas o parejas o convivientes de los ministros, subsecretarios, seremis y asesores y a continuar con la mala imagen de Chile a través de TVN señal internacional con Karen, Rafa y todos los demás.

Sin embargo, entre la derecha y la Concertación no hay donde perderse. Así es que a cerrar los ojitos, taparse las narices para no oler y, como dice mi hermana por allá por Macul, a votar por Frei.

MEO es harina de otro costal, obtuvo el 21 por ciento del voto popular, sin embargo su individualismo le impidió que la gente que lo apoyo mirara a sus colaboradores (la verdad es que con colaboradores como Fontaine y Marambio es mejor poner cara de bobo). El 4 por ciento voto por su coalición y no saco a ningún parlamentario, el otro 16 por ciento voto en su mayoría por la concertación, algunos pocos por la Alianza y un número pequeño anulo el voto o simplemente voto en blanco.

Los grandes líderes populares no nacen de un día para otro y menos con el apoyo de los periódicos de derecha. Allende se forjo desde muy joven como ministro de Aguirre Cerda y después como senador y candidato a la presidencia, Frei lo hizo desde que militaba con los Conservadores, pasando por la Falange y luego la DC, y tenemos a Piñera quien empezó enriqueciéndose desde la época de Pinochet, dudando entre la DC y RN, especulando en la bolsa, fogueándose como diputado a costa de la Matthei y candidato frustrado para presidente. Los individualismos mesiánicos se desinflan de la misma manera como se inflaron, y la idea de catalogarlo como Presidente moral de la República no pasa más allá de ser una chocheria de viejo frustrado.

Para finalizar creo que los dados ya fueron lanzados la semana pasada y a medida que se acerque el día del balotaje, cuando la gente de izquierda empiece a tomar una conciencia más clara del regreso de los herederos de Pinochet, las decisiones se harán más naturales y claras.

Diego E. Barahona Peña
www.elinconforme.com
debp@elinconforme.com

Carta abierta a Rafel L. Gumucio

Soy un lector asiduo del periódico en línea El Clarín, y para ser justo, creo que es algo más que asiduo, cada día antes de salir a trabajar leo los artículos más interesantes desde mi perspectiva, y al atardecer sigo con el resto y checo por los nuevos que se han publicado. Por la naturaleza del periódico, dejo para después aquellos que mentalmente coloco en segundo lugar, para poder revisarlos más tarde, siempre tengo unos dos días de tiempo para volver atrás.

Sin pretender hacer una apología del periódico sino para poder desarrollar la idea, El Clarín es un diario pluralista dentro del rango de lo que es la izquierda del país, no tienen cabida personajes melancólicos del régimen militar despótico y cada quien tiene la libertad de dar su opinión acerca de los tópicos que están al día.

Además podemos apreciar a través de las opiniones donde está políticamente ubicada la gente. Para finalizar con esta introducción, leo otros periódicos en línea como El Mostrador, Fortín Mapocho, La Nación, The Clinic más La Jornada de México y Rebelión de España, lo cual me permite tener una visión global de lo que está sucediendo en Chile y en Latinoamérica.

Ahora lo que me preocupa es el gire que están tomando los artículos de Rafael L. Gumucio , he sido un lector que siempre esperaba sus comentarios por lo agudo y por sus antecedentes acerca de la historia de Chile, siempre tan mal enseñada en nuestros antiguos liceos, o quizás menospreciada por aquellos que pensábamos que la ciencias exactas eran las más importantes. El tiempo me fue sacando de mi erros, y así sus artículos fueron siempre una guía que me permitió en más de una oportunidad entender los procesos sociales del país.

Sin embargo, veo con sorpresa que sus artículos se están convirtiendo en una apología a la candidatura de su sobrino y un desfogue a su nepotismo que tanto ha alabado en pasados artículos. No está escuchando los comentarios que se le están haciendo a sus apologías. Creo que El Clarín no es ni debe ser convertido, como otros diarios en línea, en un periódico de apoyo a una candidatura como la de MEO, el cual, desde mi punto de vista, no representa nada nuevo, sino una injerencia más de la farándula y el nepotismo en algo tan serio como los destinos del país.

No tengo a mano ningún dato estadístico de las tendencias políticas de los lectores, pero me atrevería a afirmar que una gran cantidad de ellos somos asiduos lectores, no estamos definitivamente con Piñera, tampoco con Frei, ni tampoco con Meo o Zaldívar, probablemente somos una mayoría de izquierdistas mas duros, no vinculados actualmente con el PC o Izquierda Cristiana, sino mas bien personas con conciencia social y que queremos de una vez por todas soluciones reales a los problemas que tiene Chile, problemas heredados del Pinochetismo.

Para terminar, El Clarín no es ni será, ni debe convertirse en un medio para hacerle propaganda a ningún candidato, para eso ellos tienen los medios económicos para hacerlo, quisiera poder continuar leyendo sus artículos que educan, pero si no, continuare ignorando su nepotismo y sus rancios abolengos. El hombre vale por lo que es y no por lo que hicieron sus padres, abuelos, tíos y sobrinos. La gran mayoría de los que leemos y/o escribimos en este periódico solo podemos mostrar nuestra consecuencia de toda la vida en nuestro actuar y nunca hemos utilizado relaciones familiares para destacar en la farándula o en la política.

:::el inconforme:::
Septiembre 12 2009.

Las matemáticas y la política del gatopardo

En el vocabulario de los políticos, y también del resto de la población, hay una serie de palabras-ideas que se usan a menudo con el fin de confundir o de no decir nada. Así vemos que es común hablar de que este proyecto es “transversal”. Si vemos el diccionario de la Real Academia Española vemos las siguientes acepciones: “Transversal”

1. Que se halla o se extiende atravesado de un lado a otro.
2. Que se aparta o desvía de la dirección principal o recta.
3. Que se cruza en dirección perpendicular con aquello de que se trata.

Si le aplicamos la segunda definición, entonces el proyecto se desvía de la dirección que se le quería dar. La definición tercera va por el mismo camino. La primera no me dice nada serio porque no sé si da de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, de norte a sur o de este a oeste. O que atraviesa el corazón de los ciudadanos perjudicándolos sin que nadie se entere. Típico diseño del enemigo (del enemigo del pueblo por supuesto).

Otra frase para el bronce es la que dice que este es un “proyecto país”. Como diría el general revolucionario que cuando vio un cuadro expresionista en vez de decir “¡Qué cara!, ¡qué gesto!”, se confundió y dijo “¡Qué carajo que es esto!”.

Otra cosa que me llama la atención es la uniformidad de ciertos cambios. Cuando salí de chile todos acostumbrábamos a decir que algo era más o menos bueno, más o menos malo, más o menos bonito, más o menos feo, etc. Ahora todos, todos dicen mas menos feo, mas menos bonito, mas menos tonto, etc., se comieron la “o” por apuro, porque no era necesario o por otra razón, yo tengo una explicación que me satisface. En Matemáticas por allá por el primero o segundo medio se enseña algebra, aquí nos encontramos con números negativos, un numero negativo es el equivalente a una deuda. Por ahí hay unas ecuaciones de segundo grado donde obviamente se obtienen dos valores para la incógnita y a veces esos valores son guales pero de distinto signo. Por ejemplo el valor puede ser x=+2 o bien x=-2, y en ese caso se dice x es mas menos dos. Pero aquí hay que tener cuidado porque en el intervalo de los números reales mas menos dos significa todos los números reales entre menos dos y mas dos, los cuales son infinitos, pero un infinito mucho más grande del que piensan. Así es que algún muchacho que se las dio de matemático empezó a utilizar el mas menos con el fin de apantallar a las muchachas y ahora tenemos a todo un país hablando de la misma forma. Bueno, esto es solo una teoría, digo yo.

También aparece por allí la palabra ene, pero no con esa escritura sino que simplemente “n”, lo más común es “te quiero n”. Uno se pregunta ¿de dónde salió esta expresión?, bueno, podemos encontrarla también en las matemáticas, así como en general x puede representar una incógnita, la letra n puede representar un numero natural, los números naturales son el 1, el 2, el 3 y así sucesivamente, se llaman naturales porque se desarrollaron con la evolución del hombre y como una forma natural de contar, los creyentes dicen que son los números dados al hombre por Dios, bueno, allá ellos. Para los enteros se agrega el cero que fue un número no natural inventado por el hombre. Existe un principio matemático para demostrar alguna propiedad relacionada con los números naturales y este se llama Inducción Matemática. Allí es donde se usa el n con más frecuencia y representa cualquier número natural. Por lo que el dicho de “apoyo n la derecha” puede significar un apoyo simple, doble, triple, o infinito, vaya a saber uno, y lo mismo para el te quiero n. Una ambigüedad como la política concertacionista.

Todo esto es parte del folklore en el paisito, sin embargo hay una frase que me preocupa, y es cuando nos encontramos en un punto de inflexión. Buscando en el diccionario me encuentro que punto de inflexión no aparece, bueno es natural porque es un término muy matemático del cálculo diferencial. Pero acá no estamos hablando de derivadas ni de máximos y mínimos sino que de política, así es que busqué la palabra inflexión, y encontré las siguientes definiciones:

1. Torcimiento de algo que estaba recto o plano.
2. Elevación que se hace con la voz, quebrándola o pasándola de un tono a otro.
3. Punto de una curva donde cambia su curvatura.

Si aplicamos la primera definición entiendo que los políticos están torciendo la voluntad de las mayorías. Es decir se están pasando la voluntad popular por el arco de triunfo. La segunda definición no es aplicable a no ser que nos están amenazando con las penas del infierno, como ejemplo tenemos hoy en día a la nación mapuche, los profesores y la deuda histórica, los empleados fiscales, los del cobre, etc., etc., etc.. En todos ellos los voceros de la represión concertacionista amenazaron y produjeron en cierto sentido un punto de inflexión en las negociaciones.

A la tercera me voy a dedicar con más detalle. Como dice la definición, un punto de inflexión es donde una curva cambia su curvatura. Una curva continua, entendiéndose por curva continua aquella que puedes dibujar la sin levantar e lápiz, puede ser cóncava (cóncava hacia arriba), eso podemos vislumbrarlo poniendo la mano ahuecada hacia arriba, era como el signo que treinta anos atrás se le hacía a la gente para decir: ”no seas huevón”. Si invertimos la palma y la ponemos mirando hacia abajo tenemos una curva convexa (cóncava hacia abajo). Nada complicado. En matemáticas hay ciertos puntos de interés y uno de ellos es cuando dibujas la tangente a una curva en un punto, para los neófitos, la tangente solo toca en un punto a la curva y ese punto se llama punto de tangencia. Ahora bien, si pensamos en el punto en que una curva cambia su curvatura, es decir deja de ser cóncava y pasa a ser convexa (o vice versa) es cuando se tiene un punto de inflexión. En dicho punto la línea tangente puede ser completamente horizontal, sin embargo si la curva va creciendo, seguirá creciendo o si va decreciendo seguirá decreciendo.

Pensemos en la curva de precios al consumidor, en un punto de inflexión si los precios crecen, el punto no detendrá su crecimiento, este seguirá. Por lo tanto en un punto de inflexión solo cambia la curvatura, pero la tendencia es la misma, no hay un cambio importante salvo para los matemáticos. Es decir igual a la política del gatopardo, hacer como que cambia pero todo sigue igual, es decir todos los años del gobierno de la concertación. Bueno, para finalizar, cuando cualquier político hable de que aquí hubo un punto de inflexión, la única actitud posible es darle la espalda y desahogarse con la primera palabra que se le venga a la cabeza.

Diego E. Barahona
www.elinconforme.com
debp@elinconforme.com

TVN y los melodramas


Santiago, 2007.

A manera de introducción, quisiera referirme a un acontecimiento farandulero que ocurrió hace muy poco tiempo por allá por Afganistán. Se llevo a través de la TV un programa tipo Ídolo Americano (American Idol) o tipo Rojo que están tan de moda. Tras una serie de accidentes entre las cuales había una muchacha que al cantar bailaba lo cual produjo una fuerte crítica en el medio religioso del país, y tras su salida del concurso, se llevo a fin el espectáculo final, el elegir al gran ganador del “certamen”. La euforia del evento, vista por una gran parte de la población, tuvo una audiencia (‘rating’ en chileno) del 80 por ciento.

Si queremos analizar la alta audiencia es necesario tomar en cuenta varios factores: (1) El país se encuentra bajo una guerra civil, invadido por un ejército colonialista encabezado por los EEUU y apoyados por países pertenecientes a la OTAN.(2)El país está paralizado económicamente y los ingresos provienen de las tropas de ocupación y las ayudas internacionales colonialistas. El otro ingreso proviene del cultivo de la Amapola, (opio y morfina como sus principales derivados) que en este momento representa un 85% de la producción mundial. (3) El país está gobernado por un presidente corrupto cuyo hermano, según el New York Times, es uno de los que manejan esta producción y donde además los aviones militares estadounidenses están siendo utilizados para el narcotráfico, y en adición se tiene que Gran Bretaña y Canadá están “gravando” la producción de opio en las regiones bajo su control. (4)

Finalmente, la seguridad y confianza de los ciudadanos es tan poco que no saben a cierta ciencia que si van al mercado o a otro lugar volverán con vida porque están expuestos a un número elevado de ataques suicidas de parte de los Talibanes y de los que se resisten a la ocupación.

Bajo todas estas características, es fácil concluir que el alto número de la audiencia es más que justificable, un país donde la religión fundamentalista musulmán juega un rol importante en la educación y en la segregación de las mujeres, con un alto índice de analfabetismo y pobreza, no tenemos más que entender una realidad de esta naturaleza y por lo tanto se puede justificar.
Bueno, ahora vamos a lo que te truje, acá en mi casa tengo cable TV, lo cual me permite ver todos los noticieros de TVN y uno al día de TV13 a través de otro canal que transmite programas de diferentes países hispano americanos.

Sin pérdida de generalidad, uno es una copia de la otra, los mismos videos de la actualidad mostrando los apaleos represivos contra los huelguistas y la nación Mapuche, las mismas entrevistas a los candidatos a las presidenciales, y donde se diferencian es lo que se refiere a la farándula local, de acuerdo en que canal estos personajes están trabajando. He visto por Internet Chilevisión y he podido apreciar que es más de lo mismo. Debido al trabajó diario y que TVN está todo el día con su programación hace ya un tiempo que solo veo en el canal de todos solo los noticieros.

Hay veces, cuando el horario me lo permite, veo el noticiero de las 12pm, (acá son las 7am) y me encuentro con el programa de la eterna sonrisa de la Tonkta y la cara de palo de Felipe. Acá tengo que tragarme las estupideces de la última telenovela o mocodrama, los análisis filosóficos y esotéricos acerca del rumbo que están tomando las cosas y las predicciones para los programas futuros. También hay entrevistas a personaje salidos de un programa llamado Pelotudos, perdón, quise decir Pelotón, donde se ven, en su gran mayoría a viejos cercano a la cuarentena actuar como adolescentes y a veces como infantes de 10 años cuando les quitan un dulce. Es triste ver a un huevón viejo y peludo llorando porque lo echaron y solo queda compararlo como aquel personaje de una antigua tira cómica llamada Don Fulgencio, el hombre que no tuvo infancia. La chismografía en este programa, “reality” en chileno, es apabullante, y la de los participantes en el matinal también. Pero lo más preocupante para cualquiera persona normal y con un mínimo de cultura, es observar que este programa es el que tiene mayor audiencia en Chile. Como ateo que soy solo me queda agregar: “Dios nos pille confesados”.

Con respecto al noticiero 24 Horas Central, el gallego y la esposa del ministro (¿conflicto de intereses?) nos muestran en los primeros 10 minutos lo malo que se encuentra el país azotado por la ola de crímenes y lo penca que es la labor de la policía que no puede detener a la delincuencia, lo pésimo que es poder judicial que deja en libertad a los acusados por falta de meritos y los escapes frecuentes de los delincuentes menores de las residencias del SERNAM. La otra gran parte del noticiero es la repetición una y otra vez de la última jornada futbolera, los goles de los partidos de cuarta división en Italia, lo mejor de Inglaterra y España y lo malo del DT del Colo Colo, que parece se reivindico, lo pésimo del trasandino que está entrenando al equipo mal llamado Universidad de Chile, lo sigue los halagos a la selección de Bielsa, el héroe del momento, al cual ya le llegará su hora.

Todos los comentarios acá están hechos por un doctor en ciencias deportivas llamado Fernando Yoyoyo. Después de toda esta basura le sigue la parte filosófica de la cueca, la segunda pata empezó en el matinal de la mañana en relación a la telenovela del momento, esta semana fue donde estaba la tal Elisa. Pareciera, porque no pierdo mi tiempo mirando basuras en la tele, que la tal Elisa murió y la enterraron, para lo cual fue necesario hacer una lapida en algún cementerio local para poder filmar los dolorosos acontecimientos. Acá empiezan hechos que están mas allá de la comprensión, el nicho se ha convertido, según las noticias, en uno donde todos los días hay gente que coloca flores frescas y además ya empezaron a desarrollarse el proceso único de chile, la creación de una animita, donde la gente va pedir favores y a pagar mandas por servicios concedidos. Para agregar, la sintonía alcanzo el increíble porcentaje del 80 por ciento de la sintonía y el programa está siendo vendido a los canales hispanos en los EEUU. (Esto último es común, sin embargo lo presentan como algo extraordinario).

Aquí puedo ver que empezamos a tener coincidencias con los afganos en cuanto a audiencia televisiva (insisto, “rating” en chileno). Sin embargo no estamos en guerra, a lo mejor invadidos mediáticamente por los gringos. El problema de droga en Chile es de consumo y distribución, no de producción, y se supone que somos un país económicamente activo, por lo menos en cuanto a materias primas. Del nivel cultural no me atrevo a opinar, en el paisito la tasa de analfabetismo es baja, pero el nivel de comprensión y lectura es bajo. Tanto en chile como en Afganistán parece que la TV es el medio donde el pueblo se desinforma y se moldea de acuerdo a lo que las élites económicas y los gobernantes deciden.

En chile no existe prensa escrita alternativa, en Afganistán se puede encontrarla fuera del país a través del internet. En ambos lugares la gente se está drogando con las mismas basuras que la tv le quiere dar. En Afganistán puedo comprender el proceso. En Chile no, a lo mejor el problema radica entro de mi mente, cuando tuve que dejar el país todo se detuvo allí, la gente, la ciudad, su respuesta social, su desarrollo político se petrificó en mi mente. Han pasado 30 años, todo cambia, pero en general todo cambia hacia arriba y no hacia abajo. La educación hace que la gente progrese en todas las formas, pero allá se avanza para atrás. Los años de la tiranía militar y los de la tiranía neoliberal de la concentración han logrado dañar profundamente a la ciudadanía. Tenemos tres candidatos a regir el país, uno heredero de los años más oscuros que puede recordar nuestra historia, el segundo el continuador del statu quo, viejo conocido que trajo a Pinochet de vuelta y del que no se puede esperar nada y el tercero un farandulero con una verborrea que ya se la quisiera un charlatán del barrio Franklin, todos prometen continuar con el sistema y de allí vendrá el que la siga embarrando. Hay un cuarto, que también tiene sus bemoles, pero que es el único que está presentando algo diferente y casi todos miran para un lado. Es como cuando era pequeño, por allá por el 52 estaban de candidatos Ibáñez con los socialistas populares, algo así como el PPD y los socialistas renovados del PS, Alfonso por el PR, uno del partido conservador cuyo nombre no recuerdo y Salvador Allende, yo era un niño de alrededor de 8 años y recuerdo que le pregunté a mi viejo por quien iba a votar, me respondió que como radical tenía que hacerlo por Alfonso, que Ibáñez era un ex dictador (niño de teta al lado de Pinochet) pero que a él le gustaba Allende. Tuvieron que pasar 18 años para corregir el error.

Parece que la historia se repite de nuevo, por el momento no nos queda más que empezar a gozar con el nuevo mocodrama que ya debe de haber empezado y que los noticieros de TVN, los programas mañaneros y la de los sábados del Pipe nos informarán de los que está pasando para poder saber cuantos kilos de prietas se están fabricando día a día.

Un poco de historia

Ya llegó Septiembre, ya empiezan a repetirse una serie de mentiras tratando de desprestigiar aquellos tres años de gobierno de la UP con campañas del terror organizadas por la derecha. Parece más que necesario recordar algunos hechos del pasado.


Santiago, 2007.

Bueno, ya llegó Septiembre, el mes de la patria, ya estamos en tiempos de elecciones y también se acaba de celebrar otro aniversario de aquel inolvidable 4 de Septiembre de 1970 cuando el Compañero Allende se dirigió a la multitud que nos encontrábamos en las puertas de la Biblioteca Nacional desde los balcones de la FECH. Lejanos días aquellos llenos de esperanza (1). El futuro era nuestro y la historia la íbamos a hacer nosotros.

Junto con las elecciones ya empiezan a repetirse una serie de mentiras tratando de desprestigiar aquellos tres años con campañas del terror organizadas por la derecha, y la mas a mano que tienen es hablar de los tiempos del Presidente Mártir y sus mentiras acerca del desabastecimiento promovido por los mismos que lo favorecieron para defender sus intereses egoístas, por lo que me parece más que necesario recordar algunos hechos del pasado.

Para empezar es conveniente recordar las afirmaciones de Nixon cuando decía que iba a reventar la economía chilena, cosa que puso a la práctica inmediatamente mandando dólares para el Mercurio, el partido Nacional (los padres de los actuales UDI y RN), a los Demócratas Cristianos, estos últimos todavía niegan el hecho a pesar de todos los documentos desclasificados en los EEUU y que son de fácil acceso a todo aquel que está interesado en el tema, y al Mercurio y los dirigentes gremialistas que actuaban en contra del cambio que se estaba empezando a producir en el país.

Hay un ejemplo del desabastecimiento que puede darnos una visión más o menos competa de la forma de operar de la derecha. Cuando el Ministerio de Colonias de los gringos, es decir la OEA, obedeciendo las ordenes de los amos del imperio, expulsó a Cuba de la OEA, el Presidente Frei aceptó la imposición gringa y cortó las relaciones diplomáticas y económicas con la Isla. Sin embargo esto trajo algunos problemas a la economía chilena, importábamos el azúcar de Cuba, lo que hizo necesario obtener otra fuente, y se decidió promover el cultivo de la remolacha y ahorrar divisas en importaciones. En el mercado nacional no se sintió un gran impacto por el cambio y la vida siguió igual.

En medio del desorden y confusión creada por la derecha con los acaparamientos masivos, los agricultores agrupados en la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) acordaron no hacer las inversiones necesarias para la producción del 72-73, los primeros en conocer la acción derechista fueron ellos mismos y empezaron a acaparar el azúcar del mercado, después el rumor empezó a llegar a todas partes y empezaron las compras de pánico hechas por aquellos que tenían la capacidad económica de comprar, y el azúcar desapareció del mercado. La derecha vociferando que la UP y el gobierno eran los culpables por no saber prevenir el desabastecimiento que se avecinaba.

Así actuaba la derecha con el desabastecimiento, provocaba la causa para tener un efecto de condena al gobierno popular. Esto mismo sucedía con los cigarrillos (no hay nada peor que negarle el tabaco a un dependiente del tabaco), la harina blanca, el arroz y cuanta cosa se podía guardar en las bodegas. También al desabastecimiento se agregaron artículos no indispensables fuera del alcance de la clase media como la compra de autos nuevos. Participamos en varios allanamientos a almacenes que tenían acaparados artículos de primera necesidad, como el aceite. La carne se vendía en todo tipo de almacenes, entre los que se contaban algunas paqueterías del sector (con sacrificios clandestinos de animales).

En aquella época, debido la redistribución del ingreso (2), si se hubiera permitido la matanza de animales de dos veces semana, no habría ganado en pie en el país en tres meses. Hay que recordar que la política de importaciones era diferente al actual situación. Hay que reconocer que también se produjo desabastecimiento en algún otro bien de consumo, probablemente por errores o desconocimiento de la situación, pero nada que fuera irreparable como el que se produjo a gran escala.

Así la situación, el mercado negro y la política de la derecha impuesta por Nixon de recalentar la economía de Chile siguió en marcha ascendente. En general en todo proceso social siempre existe una causa-efecto, la causa aquí fue siempre una acción planificada con antelación para producir el efecto que ellos deseaban y que fue siempre la derrota del gobierno por cualquier camino. El efecto de esta política subversiva tenía plena difusión en la prensa reaccionaria de aquella época, basta con remitirse a la Biblioteca Nacional y mirar los periódicos de la época.

Y así llegamos al fatídico 11 de Septiembre del 1973, con un país sin alimentos, los almacenes vacios, grandes colas para comprar artículos de primera necesidad, los gremios derechistas y los profesionales que veían sus privilegios amenazados. A partir del 11 de Septiembre se produce el milagro de la multiplicación de los panes. El 13 de ese mes se levanta el toque de queda y se dan unas horas para comprar, el milagro de San Pinochet se había producido, no mas escases, aparecieron los cigarrillos con precios del año 70, la azúcar estaba en todas partes, la mantequilla se podía comprar (todo por supuesto a precios exorbitantes), la inflación después del 11 acabo con la distribución del ingreso sin la intervención del mercado de importaciones, sin la intervención del estado, por arte de magia aparecieron todos los artículos vedados para el pueblo. Por supuesto que el milagro abarcó al ganado vacuno, quien necesita años para crecer, se multiplicaron de tal manera que la carne alcanzó para todo el mundo. Esto por supuesto se debió a la contracción de la economía donde la carne pasó a ser un artículo de lujo.

Nunca hasta hoy día he escuchado una explicación coherente de cómo el desabastecimiento se terminó de un día para otro estando el país paralizado como por arte de magia. Siempre se habla del tema, pero no como se acabó, porque el primer mes de los golpistas no hicieron nada en materia económica preocupados de terminar con el cáncer marxista y los partidos políticos representantes de la clase obrera, estaban demasiado ocupados regando con sangre las calles asesinando jóvenes chilenos por el solo hecho de pensar diferente a ellos. Ese es el único milagro que he podido observar en mis titantos anos de vida sin que ningún causante del problema haya dado una explicación razonable de cómo el desabastecimiento de la Unidad Popular desapareció.

:::el inconforme:::
Septiembre 8 2009.
Publicado en www.elclarin.cl ::: Septiembre 8, 2009.

(1) Citando a Álvaro Rojas en la edición del Clarín Digital del Sep. 7, 2009, ”Chile tenía una infraestructura industrial creada por el Estado nada de despreciable: el país estaba casi completamente electrificado por la empresa estatal del ramo; una producción respetable de petróleo a cargo de otra empresa estatal. Una parte importante de la carga de mercaderías nacionales y extranjeras eran transportadas por buques nacionales por la empresa marítima del Estado y por los Ferrocarriles del Estado; Chile tenía un servicio de Salud Nacional que atendía a todos los ciudadanos por igual. La previsión estaba en manos de organismos sin fines de lucro. La educación era asunto del Estado y los colegios particulares se autofinanciaban ya que si los padres querían una educación distinta para sus hijos debían financiarla ellos. Los hospitales los construía una empresa autónoma del Estado que tenía una empresa gemela en la construcción de escuelas. Eduardo Frei el Presidente saliente había iniciado un Reforma Agraria que estaba terminando con el latifundio improductivo en el país y estaba modernizando el campo. Chile podía mirar con esperanza al futuro”.

(2)En la Universidad Técnica del Estado, actualmente USACH, al empezar el gobierno de la UP la diferencia entre el salario más bajo y el más alto era de 50 veces, al inicio del año 1973 había disminuido a 20 veces, es decir se estaba produciendo una distribución real del ingreso dándolo un poder adquisitivo mayor al que menos lo tenía, el chorreo de la Concertación no se había inventado todavía.

La Concertación y la educación

Se acaba de aprobar la Ley General de Educación (LGE). Vemos a la gran masa de pedagogos chilensis dando su opinión acerca de nuestra profesión, y falta poco para que intervengan en la parte curricular.


Santiago, 2007.

La educación en Chile es comparable con el futbol profesional. Es decir, cualquiera que haya pasado por el jardín infantil, se cree un experto en educación. Aquellos que por casualidad llegaron a la secundaria y fueron los peores alumnos, se creen que tienen un doctorado en pedagogía. Todo esto está basado en su experiencia personal extrapolada a todo el sistema educacional. Que conocimiento más científico, digo yo.

¿A qué viene todo esto? Se acaba de aprobar la Ley General de Educación (LGE) en el Congreso y ha estado en los titulares y noticias de los periódicos. Como la tecnología actual nos lo permite, vemos a la gran masa de pedagogos chilensis dando su opinión acerca de nuestra profesión, y falta poco para que intervengan en la parte curricular.

Una de las secciones que ha producido mas reacciones es acerca de los profesionales que con cuatro años de estudio quedaran capacitados para enseñar en secundaria con solo una carta de recomendación del director o rector del establecimiento — esto en un país donde el compadrazgo, el amiguismo y la politiquería de los gobernantes del contubernio Concertación-Alianza está por encima de cualquier canon profesional.

Soy, orgullosamente, egresado del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, en el área de Matemáticas. En aquellos años, y no creo que haya una gran variación en estos días, nuestra formación estaba dividida en dos grandes grupos: el pedagógico y el de la especialidad. El de la especialidad, matemáticas en este caso, era muy completo y equivalente a un bachelor en cualquiera universidad de aquí del norte. La preparación que recibíamos nos dejaba en condiciones de realizar estudios de magister y posteriormente de doctorado en el área. Tal es así que la mayoría de los egresados de mi generación terminamos enseñando en universidades, y la mayoría obtuvieron posgrado en el área. En la parte pedagógica pasamos los cursos de filosofía, sociología, sicología general, sicología del niño y del adolescente, orientación, práctica profesional — tanto de asignatura como de profesor jefe — problemas de la educación, metodología, por nombrar algunas de las materias por las que nos quemamos los ojos en nuestra vida universitaria. Nada era regalado.

La mayoría de los estudiantes comenzábamos nuestra vida profesional cuando aun éramos estudiantes enseñando en escuelas nocturnas o en colegios privados para gente de bajos recursos. Ese contacto con la realidad hace que cualquier bien nacido con conciencia de clases empiece a tomar partido. Ahí está una de las razones de la combatividad de los estudiantes de pedagogía. También allí se encuentra la razón por la cual el régimen dictatorial separó a la Facultad de Filosofía y Educación de nuestra Universidad de Chile. ¿Cómo ataca la derecha política y económica esta situación? Con el desprestigio.

Por allá por el año de 1995, cuando regresé por primera vez a Chile, empecé a escuchar que el ex Pedagógico, ahora con otro nombre, se le llamaba Piedragogico sin considerar los antecedentes para un análisis serio. Como de costumbre, mentir que algo queda. Las razones no tienen valor, todo debe de canalizarse por los medios normales de la burocracia para que nada cambie. Ese es el punto importante — poner profesionales desvinculados con la realidad nacional, apartar al estudiante de las huelgas y protestas y convertirlos en corderitos. La derecha no da puntada sin hilo; ellos creen que tomarán las riendas del gobierno el próximo año y se están preparando para eso – y la Concertación los está ayudando con Ministros de Educación derechistas y acuerdos a espalda de los interesados. Piensan los ingenuos que la represión continuadora de la política de la Concertación y la nueva ley harán acallar a los estudiantes y profesores.

Ahora con la nueva ley, que no tiene nada que envidiarle a la del Sátrapa, la educación sigue siendo un negocio; cualquier abogado incompetente podrá enseñar, cualquier “Ingeniero Comercial” proveniente de una universidad chafa podrá dictar cursos de matemáticas. Me imagino a la Quenita, con su título obtenido en la universidad de la farándula, dando un curso de Introducción al Cálculo para estudiantes avanzados en matemáticas. Cualquier movimiento en contra de la LGE será atacado diciendo que le den tiempo para mostrar sus bondades (que solo satisfarán a la derecha y Concertación) y reprimirán a los estudiantes y profesores como ha sido desde el primer día del gobierno de Michelle Bachelet.

Para finalizar quisiera poner un caso poco difundido por los periódicos aquí en Vancouver, donde los dos principales periódicos pertenecen a la misma cadena (cualquier semejanza con la vida real es pura coincidencia). La educación secundaria en Canadá es por distritos o municipalidades. A ojo de buen cubero, podría decir que el 80 % de los egresados vienen de estas instituciones, el otro 20 % de institutos particulares con matriculas fuera del alcance para un trabajador asalariado. Los cursos en los establecimientos municipales son de 30 o 40 alumnos, en las privadas no más de veinte, la atención en las privadas es casi uno a uno, con una gran ayuda para aquellos con dificultades, y con cursos preuniversitarios de cálculo para aquellos más avanzados.

Sin embargo, el Dr. George Bluman, profesor asociado del Departamento de Matemáticas de la Universidad de la Colombia Británica, hizo un estudio estadístico de los resultados por escuelas secundarias en el primer año de la enseñanza de cálculo del departamento. Grande fue la sorpresa al descubrir que los mejores estudiantes y los mejores resultados venían de los colegios municipalizados, contrariamente a lo que se sospechaba. Por supuesto, el estudio solo apareció en un periódico gratuito que se distribuye casa por casa y que nadie lee más allá de los avisos económicos. Los grandes hicieron mutis por el foro. ¿Cuál es la razón? Bueno, la investigación no llega a ese nivel; en mi opinión, una razón poderosa es que no se puede hablar mal de liceos donde hay tanto dinero invertido y tantos intereses económicos en juego. Con respecto a los resultados, creo que la diferencia está en que los estudiantes de los colegios municipales son hijos del rigor — o estudias en serio o te jodes — lo cual implica que terminaras con una licencia secundaria que no servirá para entrar a la universidad. Por otro lado, los estudiantes de los colegios privados siempre tienen a disposición un tutor para ayudarles a resolver sus problemas, y así no se aprende matemática. El dinero no ayuda, solo el esfuerzo individual es lo que lo garantiza el éxito. Ah! Debo agregar que en este país, nadie sin una inscripción al Colegio de Profesores puede enseñar en una escuela municipalizada, y para eso, si tienes un bachelor, debes ir por uno o dos años a la facultad de educación en busca de un titulo para enseñar. Para mas remate, el salario de un profesor secundario o de la elemental bordea los $60,000 dólares Canadienses al año, fuera de un montón de prestaciones para el momento de jubilación.

Un problema es que los estudiantes piensan que la clase debe de darles todo, que lo que aprenden en el salón es suficiente para pasar el curso; en Inglés esperan terminar la secundaria poco menos que hablando el idioma; en el caso de matemáticas, una tarea a la casa no es bienvenida, lo ven como un obstáculo a la diversión, no les gusta reconocer que el que el primer deber de un estudiante es estudiar (sin que ello los haga perder la sensibilidad social y encerrarse en una burbuja). Un buen consejo a los estudiantes y apoderados es que si esperan que el alumno aprenda matemáticas en el colegio o en la universidad están equivocados. Uno no va al liceo ni a la universidad para aprender — va para saber para saber lo que tiene que estudiar y a darle duro en la casa resolviendo problemas. Si realmente quieren aprender tienen que resolver sus problemas sin ayuda; la ayuda externa entorpece el proceso de aprendizaje y aunque ustedes no estén de acuerdo, esa es la realidad. Si un ejercicio no sale, entonces hay que seguir dándole hasta soñar en la noche con el maldito problema hasta encontrar la respuesta correcta. Ese es el camino.

:::el inconforme:::
Abril 4, 2009.
Publicado en www.elclarin.cl ::: Abril 5, 2009.

El voto voluntario en Chile

Durante mi vida en Chile, todos los hombres de la Décima Comuna teníamos que ir a la ex escuela militar. No importaba si uno ya no vivía en dicho lugar. La inscripción era por vida y la única diferencia que puedo apreciar con el sistema de ahora, el post dictatorial, era que el voto era voluntario.

Desde hace algún tiempo que se ha estado discutiendo en Chile acerca de la inscripción automática, del voto voluntario y del voto de los chilenos en el exterior.

Durante mi vida en Chile, vivía en la Decima Comuna y me tocaba votar en la ex escuela militar por allá por Blanco Encalada, cerca del Parque Cousiño; como vivía por el Matadero, tenía que tomar una micro para llegar al lugar de votación. Mi padre se había inscrito muchos años antes, y como vivía por allá por Almirante Barroso, votaba en la Primera Comuna en el centro de Santiago. Todos los hombres de la Décima Comuna teníamos que ir a la ex escuela militar. No importaba si uno ya no vivía en dicho lugar. La inscripción era por vida y la única diferencia que puedo apreciar con el sistema de ahora, el post dictatorial, era que el voto era voluntario, si no votabas era solo tu problema y no tenias que darle razón a nadie y se contaba entre las abstenciones.

En el año 1973, cuando viaje a México me toco observar unas elecciones que se realizaron durante el mandato de Luis Echeverría Álvarez, quien gobernó México durante el periodo de 1970 to 1976; las mesas de votación se llamaban casillas y aquí venia la primera diferencia que encontré: en los lugares de votación había unas pocas casillas, todas para la gente que vivía en los alrededores.

Para mi regocijo, un lugar de votación se estableció en el estacionamiento del edificio donde vivíamos. Al atardecer cuando llegó el tiempo del cierre de las casillas y al comenzar el escrutinio, siguiendo con la costumbre chilena, bajé a ver el conteo de votos. Mi sorpresa fue grande cuando al aproxímame a la mesa un soldado levantó el rifle y pasó bala y me conminó a que me alejara del lugar pues estaba prohíbido que cualquier extraño a la casilla se acercara.

La acción me dejó perplejo y subí a mi departamento. Al día siguiente, busqué información acerca del resultado y no la encontré; como de costumbre el partido de gobierno había arrasado, eran los tiempos del PRI, donde se ganaba sí o sí. En aquellos tiempos, cada vez que se aproximaba una elección, los televidentes y radioescuchas quedábamos saturados con la cancioncita de “Regístrate y vota”, sin embargo el pueblo no creía en milagros y sencillamente no se inscribía ni votaba. (Cualquier semejanza con la vida real en Chile es pura coincidencia).

Nunca supe que porcentaje de la votación ejercía el voto, o cuantos diputados habían ganado los partidos paleros del gobierno, estos eran el PARM (Partido autentico de la Revolución Mexicana, o como el cartonista Rius los llamaba, el Partido del Artrítico) o el PPS (Partido Popular Socialista, algo así como el PS en Chile). La otra variación fue que en las casillas votaban hombres y mujeres y no había separación de género ni en casillas ni en lugares de votación. En aquella época había la costumbre de robarse las cajas con votos cuando el PRI sabía que iba a perder o mas sencillamente el conteo era una cosa surrealista por la forma en que alteraban los resultados. A la vista de las últimas elecciones en México, puedo apreciar que el PAN (Partido de Acción Nacional) ha salido un alumno aventajado del PRI, dado el fraude de la última elección presidencial. Después con el tiempo aprendí mejor el sistema, con el Tapado y su Despape, con la transición del mando y con la elección de los diputados federales. Para conocer el sistema recomiendo los libros del escritor Luis Spota.

Acá en Canadá, me encontré con un sistema diferente. Creo importante que se conozca el funcionamiento de las elecciones, sin que ello me haga avalar el sistema como democrático. Tengo un concepto distinto de democracia; no creo que un sistema como el chileno, o el mexicano, el estadounidense, o el canadiense sean democráticos, dado que todo lo que se necesita para tener la posibilidad de ser elegido es el dinero, el compadrazgo o el apellido. Me interesa el proceso de elecciones.

Acá hay un plazo para inscribirse en los registros cuando hay elecciones, ya sea de diputados locales o federales, o de alcaldes. Sin embargo, cada año con la declaración de impuestos que se hace con Canada Revenue Agency, viene una pregunta pidiendo autorización para dar información a Elecciones Canadá para estar inscrito en los registros electorales. Esto implica que el padrón electoral se renueva cada año de acuerdo al lugar en que uno vive; si uno coloca una paloma aceptando, tu nombre aparecerá en el padrón electoral. Si dices que no, te sacan de la lista y quedas desafiliado.

Sin embargo, antes de alguna elección tienes la posibilidad de inscribirte en la oficina y puedes ejercer tu voto. Supongamos que no te inscribiste de ninguna manera y que el día de las elecciones cambiaste de opinión. Entonces, vas al lugar que te corresponde con tu identificación, generalmente la licencia de conducir, la cual por ley tiene tu dirección actualizada porque de lo contrario estas violando la ley y es penalizado, y pides que te inscriban. A continuación, puedes ejercer tu derecho a voto; es decir, a pesar de los plazos, siempre puedes votar si lo deseas. Si estas inscrito y no votas, pues no pasa nada — no votas no más y no tienes que darle explicaciones a nadie de tus motivos.

Por otro lado, si el día de la votación estas en otra provincia y la elección es federal, vas al lugar de votación más cercano y emites tu voto, el cual será transferido más tarde al lugar correspondiente. Si la elección es provincial y estas en otra ciudad o comuna, haces lo mismo que en el caso anterior y tu voto será enviado por correo al municipio correspondiente. También puedes ejercer tu voto mediante correo antes de la fecha o ir a votar antes de las elecciones en lugares específicos cerca de tu casa.

Un lugar de votación abarca unas cuadras a la redonda; nunca hay colas, hay unas 10 mesas en el lugar para hombres y mujeres, todos revueltos. Mi esposa, mi hija y yo aparecemos en la misma mesa; las horas de votación son de 7 am a 7 pm y en día normal en que todo el mundo trabaja. Cuando sales de la pega, te vas al lugar y emites tu voto. Las personas que están a cargo de las mesas son en general jubilados o personas desempleadas, más que mal les pagan un promedio de $150.00 dólares Canadienses (alrededor de $75,000 pesos chilenos) por el trabajo y el cheque te llega por correo a la semana siguiente. Este trabajo es voluntario, nadie te obliga y solo tienes que ir a recoger los papeles para la votación el mismo día temprano y entregarlos en la noche después del cierre. Los resultados se conocen a partir de las 8 pm. Este sistema se ve sencillo y ordenado, no es inscripción automática, es voluntaria y todos los que quieran pueden votar. Al año siguiente, si lo deseas, estas fuera del registro sin ningún tipo de castigo. El porcentaje de votación varía desde un 52 % a un 75 %, dependiendo de muchos factores y el tipo de elección.

¿Se puede aplicar este tipo de sistema en Chile?

El sistema está basado en la honradez de la gente y bajo el criterio de que se debe decir la verdad. La dirección donde vive la gente es casi siempre la correcta y no se puede de esa manera votar en dos lugares diferentes. Probablemente hay abusos del sistema, pero son insignificantes, ya que no hay reclamos de ninguna parte del espectro político.

:::el inconforme:::
Noviembre 22, 2008.
Publicado en www.elclarin.cl ::: Noviembre 26, 2008

La píldora y el aborto


Santiago, 2007.

Estuve viendo el otro día la película nominada al Oscar, Juno (EUA, 2007), y me pareció interesante el argumento del cineasta. No quiero entrar a clasificar que tan buena o mala es la película en cuestión. Solo quiero analizar el problema social que presenta la pelicula desde una perspectiva diferente.

El problema que se toca es con respecto al embarazo de los adolescentes, en este caso de una muchacha de 16 años estudiante de una escuela secundaria. La reacción de su padre, y la esposa de este, al conocer la noticia fue de sorpresa al saber que la muchacha era sexualmente activa. No fue de horror, ni de deshonor, ni siquiera de vergüenza pensando en el “que dirán” como habría sido en cualquier país latinoamericano.

La pregunta siguiente fue que hacer. La protagonista ya había tomado la decisión de abortarse para lo cual fue a una clínica en la cual fue recibida con menos preguntas que una adolescente en Santiago pidiendo la píldora del día después, algo que no llama la atención debido que en Canada y Estados Unidos el aborto es legal. De hecho en Canada, el aborto esta entre los beneficios del sistema universal de salud administrada por los gobiernos provinciales y federal. La persona no paga un centavo por la intervención, todo corre por cuenta del seguro.

En la peilcula, se ve también una manifestación de una sola persona, protestando contra el aborto a una distancia legal de la clínica, todo regulado por leyes. Al final, la muchacha se arrepiente y decide tener el bebe y darlo en adopción. La trama en si me pareció acorde con el comportamiento general de la población respecto al tema del aborto.

Esa es la problemática de la película, lo que me trajo a la mente la canción de Fernando Ubiergo “Cuando Agosto Era 21” donde se trata el problema del aborto con todas sus consecuencias sociales. En Chile, donde ni siquiera se cuenta con una ley de divorcio que sea realista — en la actualidad la mayoria prefiere seguir con la farsa legal de la anulación donde todo el mundo miente y los jueces se dejan engañar — legislar para solucionar el problema de los abortos clandestinos es un camino muy largo aun.

La iglesia católica se opondrá siempre y esto es por principio. Pienso en la actitud que tendrían los chilenos ante una orden de un Imán exigiendo que las mujeres se tapen de la cabeza a los pies y vistan un velo para ocultar el rostro. La carcajada seria completa. Sin embargo, todos los agnósticos y pertenecientes a otras religiones tienen en Chile leyes reguladas por un estado extranjero, como lo es el Vaticano. Estas se deben de obedecer debido a la pacateria de los legisladores.

En mi opinión, no es cuestión de estar o no en contra del aborto. El problema es el número de mujeres que mueren a causa de intervenciones hechas por personas sin ninguna preparación. Ante esta realidad hay que analizar si la negativa de la religión ha hecho que esta mortandad disminuya o contribuye a aumentarla. La respuesta es clara. En Chile, se estima que se practican mas de 100,000 abortos ilegales cada año. Se cree que estos son en su mayoría practicados por mujeres pobres que no tienen ningún tipo de ayuda y encima reciben la condena de la sociedad. Esa es la verdad y hay que ver como resolverla.

Creo que la mayoría de las mujeres que lo han practicado y están vivas son creyentes, sin embargo no escuchan las palabras de la iglesia. Los que somos agnósticos debemos de tomar nuestras propias decisiones sin interferencias religiosas, finalmente es un problema que deben de tomar las mujeres ya que es su cuerpo.

Por otro lado la derecha trata de sacar partido político oponiéndose a legislar. Los chilenos con mas recursos son los que siempre han practicado el aborto en condiciones higiénicas, siempre que lo han necesitado lo han usado, para eso tienen con que pagar. Las clínicas clandestinas están presente a lo largo de todo Chile.

Sin embargo, la gran mayoría de las mujeres chilenas no disponen de los medios económicos para ver uno de los tantos doctores y obstetras que practican el aborto. En estos momentos estamos en presencia de un problema relacionado con la píldora del día después, situación que ha llegado al Tribunal Inquisitorial Chileno, legalmente llamado Tribunal Constitucional. Este ha fallado en el caso de la distribución de la píldora en función de sus creencias religiosas, sin ningun criterio social, medida que afecta nuevamente a la parte más débil de la sociedad chilena.

Los ricos no tienen problemas, tienen los medios económicos. Ahora pensemos en los que, según la Concertación, no son pobres y tiene $50,000 mensuales para vivir, con el precio del pan cercano a los $1,000 no tienen ninguna posibilidad de conseguirlo. Son casi dos millones de chilenos los que recurren al sector publico de salud, esa es la parte de la población afectada, la temporada para los abortos ilegales se acaba de abrir gracias al dictamen — mas muertes de mujeres, mas pobreza, mas niños sin educación y alimentos, mas delincuencia en el futuro.

El aborto y la píldora del día después están a disposición de lo si tienen los medios económicos. Los partidos políticos de la derecha no toman en cuenta las opiniones de aquellos que no comulgan con sus ideas, por eso no me extraña el chantaje que hacen con respecto al aborto. Si tu no crees en el sencillamente no lo practiques, pero no pueden obligar a los agnósticos a ir a misa y confesarse, es nuestra moral y educación la que va a decidir nuestro comportamiento. En los países del primer mundo, la mujer que decide recurrir al aborto cuenta con clínicas profesionales y con asesores que la ayudaran a seguir adelante, la sociedad no la condena y cada una es dueña de su cuerpo.

Esta es una de las barreras que tendrá que superar Chile para ser considerado del primer mundo, o como dice la presidenta, jugar en las ligas mayores. Sin embargo, desde el punto de vista de la economía y la distribución del ingreso Chile está aun lejos; en la lucha en contra de los prejuicios sociales nos queda un camino muy grande por recorrer. Se debe de tomar en consideración y aceptar el hecho de que los jóvenes empiezan su actividad sexual mucho mas temprano que en nuestros tiempos. Acaso es posible que ahora hay menos hipocresía? Los cambios sociales son siempre lentos y pasara un tiempo largo antes que estos lleguen.

Finalmente y aunque sea repetitivo, es necesario recalcar que en los países desarrollados, el aborto es legal. Cualquiera mujer que desee practicarse uno, dependiendo por supuesto del tiempo transcurrido desde la fecundación, tiene todo el apoyo medico y psicológico para hacerlo sin que se sienta culpable o atemorizada por la sociedad con penas del infierno y encima de cárcel. La iglesia se oponen a ello, pero la sociedad las apoya y su opinión no pasa más allá de una parte de sus feligreses. Este es un derecho que las mujeres han ganado para decidir que hacer con su cuerpo, para decidir si será madre o no, para continuar o interrumpir un embarazo de acuerdo con las disposiciones legales.