El Año de Hidalgo

Welcome Piñera
Santiago, 2010. Foto: Cosmopolita.

Los chilenos siempre andan, copiando, además del lenguaje, fiestas, programas celebraciones, aniversarios y festejos de otros países; por ejemplo tenemos el Halloween, el día del amor y la amistad, o los programas de la TV como El Hormiguero de Canal 13 o Animal Nocturno de TVN, malas copias por lo demás.

Hace años atrás nos solían repetir hasta el cansancio que éramos los ingleses de Sudamérica, últimamente Tironi afirmaba sin que se le arrugara la cara que éramos mas norteamericanos que los norteamericanos. Con esta base empezó a germinar en mi mente que si podíamos copiar “El año de Hidalgo” pero con unas modificaciones más positivas y podríamos crear un precedente.

Bueno, me imagino que se preguntaran que es eso. En México, los presidentes duran seis años en el poder, el último año de gobierno es lo que se conoce como el Año de Hidalgo y en buen mexicano significa “pendejo el que deja algo”. Tanto es así que no importa si no hay cambio de régimen, como era el caso de un presidente que salía del PRI (Partido Revolucionario Institucional) por otro que entraba también del PRI, o del PRI al PAN (Partido de Acción Nacional o Demócrata Cristiano, de derecha por supuesto) como hasta hace poco. Eso de la transición no existía, el que llegaba tenía que empezar a armar el rompecabezas y empezar todo de nuevo. Algunos políticos comentaban que hasta los cajones quedaban vacios.

Bueno, no quiero ser tan anti sistema, pero podrían los Concertacionistas aplicar una variación a la chilena de este principio. Vamos viendo la variación del Año de Hidalgo a la Chilena que estoy proponiendo. Todo consiste en que el gobierno saliente le dé un ataque de honradez y estos dos últimos meses empiecen a rectificar el andar reaccionario de los últimos años y que por lo menos durante un mes la alegría llegue a miles de hogares chilenos.

Debemos primero que nada taparle la boca y amarrarle las manos al ministro Velasco que ha estado guardando el dinero de todos los chilenos como el Tío Rico del Pato Donald, y en vez de entregárselo a la derecha Pinochetista en una bandeja envuelto en papel celofán lo usemos en los siguientes ítems:

1.- Pagar al periódico El Clarín el dinero que se le adeuda y así cumplir con lo ya juzgado en los tribunales internacionales;

2.- Desistir de todos los procesos donde se aplica la ley antiterrorista y liberar a todos los hermanos de la Nación Mapuche que están en las mazmorras gubernamentales y castigar a sus asesinos con las penas que se merecen;

3.- Eliminar el siete por ciento de Fonasa a todos los jubilados sin importar cuánto reciben de jubilación;

4.- Solucionar el problema de los deudores habitacionales;

5.- Pagar aunque sea en parte la deuda histórica de los profesores;

6.- Fijar el sueldo mínimo ético del que hablaba Monseñor Goic;

7.- Dar por última vez un bono de sesenta mil pesos a todo los que lo trabajadores incluyendo a la clase media;

8.- Comprar un pasaje de ida sin regreso al MEO y cualquier familiar que quiera acompañarlo a Italia, mandar a Marambio a Corea del Norte a hacer negocios y para Pascal recordarle que como el MIR NO SE ASILA, conseguirle asilo definitivo en los EEUU donde se encontrara a gusto.

:::el inconforme:::
Enero 24, 2010.
Enero 21 de 2010