Sumando Peras y Manzanas (O las condenas a los Milicos)

Cuando empecé el cuarto de humanidades, hoy segundo medio, en la primera clase de álgebra el profesor nos explicó que no se pueden sumar peras con manzanas y ese principio lo repetí miles de veces, tanto en la secundaria cuando enseñaba en ese nivel, como en la universidad los años posteriores. Sin embargo, esto traducido a la justicia chilena pareciera ser que es una cosa común, y eso es algo, que por lo menos para mí, y para cualquiera con sentimientos de justicia, imposible de entender.

En la Nacion.cl leí hoy día (Enero 29 del 2011) que los jueces que están trabajando con juicios en DDHH acaban de dictar una condena por la matanza de campesinos en Chihuío.
Textualmente

la noticia dice que “En fallo dividido, la Corte Suprema dictó sentencia en la investigación en el proceso conocido como caso Chihuío, correspondiente a los crímenes de 17 personas durante la dictadura de Augusto Pinochet. Los trabajadores asesinados el 9 de octubre de 1973 pertenecían al Sindicato Campesino La Esperanza del Obrero del Complejo Agrícola y Forestal Panguipulli. En esta causa fue condenado el oficial de Ejército en retiro Luis Alberto Osorio Gardasanich, quien recibió una pena de 10 años y un día de presidio por su responsabilidad como autor de los 17 homicidios calificados, en tanto, el oficial de Carabineros en retiro Luis Eduardo Osses Chavarría, fue sentenciado a 3 años y un día de presidio por su responsabilidad como cómplice de 4 de los 17 secuestros calificado.”
Si en nuestro paisito un hombre se roba una gallina y lo pillan, el pobre va a tener que pasar cinco años y un día en la cárcel, o como el caso del pobre tipo que entro a robar a la casa de Frei y por robar no se que chucherías está cumpliendo 5 años de condena en la cárcel, o de aquel pobre estudiante que trabajaba vendiendo discos piratas y murió quemado en la cárcel de San Miguel. Por otro lado tenemos el caso del sátrapa, con abogado el conocidísimo Pablo “con H” Rodríguez, fundador de Patria y Libertad (y a quien el dictador le dio una patada en salva sea la parte para contar con el potijunto de Guzmán como asesor, padre de nuestro sistema “democrático”) quien sin cobrar un peso se hizo cargo de la defensa de Pinochet y con toda clase de argucias consiguió que ni se le tocara, y tengan por seguro que no utilizo ni una quinta parte de todas las mañas que conoce (así es como se conoce a un buen litigador). Esa es la razón porque los que tienen dinero no van presos, como tan acertadamente dicen en México: a la cárcel solo van los pobres y los pendejos”.

Bueno ahora hagamos la cuenta y veamos cómo podemos sumar peras con manzanas, porque de poderse, se puede. 10 años y un día por matar a 17 campesinos, ignoremos el día, 10 años son 520 semanas, divididas por el número de asesinatos, digamos que corresponden a 30 semana y media por cada crimen, Por otra parte, si por robar una gallina te dan cinco años tenemos que una gallina cuesta 260 semanas, es decir que matar un campesino es aproximadamente un poco más de una decima parte por la condena de asesinar, lo cual implica que si secuestro a una gallina y le corto un muslo, me van a dar de cárcel lo mismo que si matara a un campesino. Esta es la democracia en que vivimos, esta es la democracia que la Concertacion trato de vendernos, esta es la democracia de la Alianza. Con amigos como estos, no necesitamos enemigos, y con justicia como la chilena la verdad que todo es posible, probablemente forma parte del paquete “justicia en la medida de lo posible” que tan acertadamente fue enunciada por Alwyn.

Finalmente mi sincero homenaje a los compañeros alevosamente asesinados por el ejercito siempre vencedor y jamás vencido.La siguiente es la nómina de víctimas en el caso Chihuío: Carlos Maximiliano Acuña Inostroza, José Orlando Barriga Soto, José Rosamel Cortés Díaz, Rubén Neftalí Durán Zúñiga, Luis Arnaldo Ferrada Sandoval, Eliecer Sigisfredo Freire Caamaño, Narciso Segundo García Cancino, Juan Walter González Delgado, Daniel Méndez Méndez, Sebastián Mora Osses, Pedro Segundo Pedreros Ferreira, Rosendo Rebolledo Méndez, Ricardo Segundo Ruiz Rodríguez, Carlos Vicente Salinas Flores, Manuel Jesús Sepúlveda Sánchez, Rubén Vargas Quezada y Fernando Adrián Mora Gutiérrez.

Diego E. Barahona
www.elinconforme.com
Surrey, B.C.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *